#Emprendimiento: Falta gente en las empresas que no haga ‘nada’ y piense mucho

Hoy domingo quiero hacer una pequeña reflexión sobre algo que en base a mi experiencia falta mucho en las empresas y es gente que no haga ‘nada’.

Generalmente los dueños de las pequeñas y medianas empresas no suelen tener tiempo de hacer nada y pararse a pensar sobre el futuro de su organización y tampoco tienen gente dedicada a ello.

Todos tienen un puesto especifico que les exige todos los días repetir las mismas actividades una y otra vez pero el resultado es que la empresa jamás innovara trabajando de esa manera.

Se necesita gente que no haga tareas repetitivas y este dedicada a pensar en el futuro de la organización y el cómo evolucionar.

Dicen que el emprendedor debe de dedicar el 50% de su tiempo a la empresa del futuro y el restante a la actual, es la única forma de evolucionar lo suficiente para estar preparados para cuando ese futuro se torne presente.

Desgraciadamente esto en la mayoría de los emprendedores no se da, todos los días se sigue un horario y una serie de actividades repetitivas que con el tiempo terminan desgastándote.

En la teoría esto de pensar es trabajo del emprendedor o del director general de la empresa ya que si estos no dedican gran parte de su tiempo a crear la empresa del futuro no podrán dirigir a sus equipos o la dirección será un ciclo repetitivo.

En las empresas mas grandes en necesario tener un departamento de innovación que tenga la rienda suelta en cuanto a creatividad y pensamiento, esta es la única manera de ser vanguardistas.

Así que si en tu empresa no dedicas tiempo a hacer nada y pensar, dejar fluir las ideas y la creatividad sobre la empresa del futuro lo estás haciendo mal.

Si quieres comprobar esto que te digo has una pequeña prueba, vete un día a una playa tranquila, apaga tu celular y tu computadora y minutos después tu mente automáticamente empezará a solucionar problemas y a aportar ideas frescas para tu negocio.

No digo que todos los días te vayas a la playa pero si puedes dedicar gran parte de tu tiempo a pensar tranquilamente sobre como evolucionar tu negocio y no a esos trabajos repetitivos que seguramente puedes automatizar.

Hasta aquí este pequeño post de hoy, nos vemos en unos días con uno nuevo.